Provoca muerte y caos un operativo policiaco

Provoca muerte y caos un operativo policiaco

3
Compartir

CDMX.- 1 de diciembre de 2017

Al circular sobre la carretera federal México-Veracruz, a la altura de San Cristóbal Zacacalco, en Calpulalpan, elementos de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) le pidieron detuviera la marcha de la camioneta que conducía, pero hizo caso omiso y siguió su camino.

Eso provocó que los efectivos a bordo de una patrulla de la Policía Estatal tipo Cheyenne y con terminación 07, lo siguieran hasta su domicilio, ubicado sobre la calle Hidalgo, paralela a la vía federal.

Ahí, los efectivos le cuestionaron a Eduardo N., de 35 años de edad, así como a su hijo, del mismo nombre y de 17 años, por qué no acataron la orden de detenerse, bajo la sospecha de que se trataba de personas dedicadas al robo de transporte de carga.

Y tras intercambiar insultos pasaron a los golpes, pero de pronto vino lo inesperado: un oficial de la CES accionó su arma de fuego e hirió al menor de edad, para luego abordar la patrulla y retirarse del lugar.

Al ser perseguidos a pie por su padre, también recibió un balazo metros adelante, dejándolo herido en la vía pública, relataron testigos a El Sol de Tlaxcala en el lugar de los hechos.

Al percatarse de lo ocurrido, vecinos se organizaron y mientras unos trasladaron a los heridos a un hospital público del municipio de Texcoco, Estado de México; otros cerraron la importante vía de comunicación, en demanda de que el responsable del homicidio fuera evidenciado para proceder en su contra.

Al lugar acudieron a los pocos minutos dos elementos de la policía municipal de Calpulalpan para tomar conocimiento de lo ocurrido e intentar dialogar con los inconformes y convencerlos de liberar la carretera, pero fueron retenidos y golpeados, además de que su patrulla quedó totalmente calcinada.

Tiempo después acudieron más elementos policiacos para intentar liberar a los efectivos privados de su libertad y se apostaron en la gasolinera de la zona, ubicada a unos 500 metros de distancia del sitio donde fue colocado un tráiler cargado de naranjas para bloquear el paso.

De pronto, enardecidos habitantes armados, principalmente jóvenes, con palos y piedras se dirigieron hacia los policías con la intención de confrontarlos, pero presuntamente fueron recibidos a balazos por los efectivos de la CES e hirieron a otros dos jóvenes de nombres Francisco N. y Alejandro N., de 25 y 24 años de edad, quienes también fueron llevados a bordo de vehículos particulares al mismo hospital de Texcoco.

Esta situación enardeció aún más a los pobladores que decidieron mantener bloqueada la vía federal hasta que les garantizaran que los policías que abrieron fuego con sus armas de cargo en contra de la población recibirán su castigo.

Abren carretera por la fuerza

Debido al intenso caos vehicular, cientos de elementos del equipo antimotines de la CES, de las policías Federal y de Investigación, así como del Ejército Mexicano, a bordo de unas 30 patrullas y una tanqueta, arribaron hasta el sitio donde estaba bloqueada la carretera para abrir por la fuerza el paso.

Lo anterior encendió los ánimos de los protestantes, quienes lanzaron piedras en contra de las unidades oficiales, pero la situación no pasó a mayores al verse rebasados en número por los policías y ser controlada la situación.

En el lugar, el coordinador de la Policía Federal, Miguel Baduy Delgado, indicó que para evitar una mayor afectación al tránsito de vehículos particulares, de pasajeros y de largo itinerario, se tomó la determinación de abrir la carretera a como diera lugar.

No obstante, la corporación acompañará a los deudos, así como a los familiares de los heridos para que presenten su denuncia y las agresiones de las que fueron víctimas no queden impunes.

Inicia PGJE investigación por lo ocurrido

Mediante un comunicado, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) informó que inició la carpeta de investigación correspondiente para investigar los hechos ocurridos en la comunidad de San Cristóbal Zacacalco, Calpulalpan, la cual permitirá esclarecer la forma en que ocurrieron los hechos y con ello fincar o deslindar responsabilidades.

Aunado a ello, la dependencia indicó que con el apoyo de elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional y Policía Federal, se resguardó la zona, lo que permitió el restablecimiento del orden público y vial en la localidad.

Dejar una respuesta