Rentaban casa para enterrar a sus enemigos

Rentaban casa para enterrar a sus enemigos

4
Compartir

CDMX.- 13 de enero de 2018

Luego de unas semanas de no ir a una casa de su propiedad, que había rentado durante algunos meses, don José vio que un perro salía del patio del domicilio con un gran hueso en la boca, por lo que se dirigió a la parte trasera de la vivienda para encontrarse con la sorpresa de lo que a simple vista parecían restos humanos.

Apenas escarbó un poco y salió asustado a pedir auxilio a los vecinos, para que llamaran a la policía para hacer un reporte poco común: el dueño de la casa ubicada en la esquina de la calle 12 y Ángel Posada decía que había un muerto enterrado en su patio y que no quería tener problemas con la autoridad.

El patio de la casa se convirtió en pocas horas en la escena del crimen, llegaron agentes municipales y estatales, peritos especializados con apoyo canino, antropólogos forenses, para comenzar una investigación que hasta ayer por la tarde arrojaba el hallazgo de 7 sitios donde habían sido sepultados varios cadáveres, 6 de ellos inmuebles privados rentados o prestados por sus dueños y uno vía pública, ubicado en la colonia Aeropuerto, a un costado de las vías del tren.

A don José le fue mejor que a varios de los propietarios de las otras casas, pues actualmente tres de ellos están detenidos para investigación, los otros no han sido localizados o, como el dueño de esta casa de la colonia Villa Juárez, han sido exonerados por la autoridad ministerial, que ha determinado no ejercer acción penal por su avanzada edad.

El caso de don José puso al descubierto un nuevo modus operandi de un grupo criminal, el de rentar inmuebles como casas de seguridad, usarlos para detener y torturar rivales y posteriormente deshacerse de los cadáveres en el mismo domicilio particular, que continúan usando algunas semanas. Preliminarmente la investigación de la Fiscalía General del Estado acusa al cartel de Sinaloa y su brazo armado “Gente Nueva”, como el que ha usado este método que pone en riesgo a los propietarios, pues mientras se determina su culpabilidad o inocencia son investigados y puestos a disposición del Ministerio Público.

Dejar una respuesta