De Moda las piñatas “Teiboleras” en Tlaxcala

De Moda las piñatas “Teiboleras” en Tlaxcala

2
Compartir

Pedro Morales

Amas de casa, transeúntes y comerciantes del mercado municipal de Tlaxcala “Emilio Sánchez Piedras” se detienen curiosos frente a los puestos de fruta donde la novedad son las piñatas “Teiboleras” que se ofertan en 350 pesos.

Es de esta forma como la llamada “Leyenda Negra de Tlaxcala”, derivada por la trata de mujeres con fines de explotación sexual ha irrumpido hasta en las fiestas tradicionales, al mezclar un problema social grave con las costumbres navideñas.

Los comerciantes alegan que no hay ley que les prohíba exhibir esa mercancía, por lo que decidieron ofertarlas con su bikini, su tubo y hasta sus billetes colocados en lugares estratégicos.

Amas de casa y mujeres comerciantes se sintieron ofendidas por el morbo que despiertan estas piñatas, ya que también son el foco de atención de los niños que pasan por los puestos.

Pero también muy ad-hoc con la zona de padrotes y con motivo de las fiestas decembrinas, algunos comerciantes informales ubicados sobre la Vía Corta en Tlaxcala, están ofertando piñatas teiboleras; lo que se está convirtiendo en la sensación del momento.

Y es que desde los primeros días de la actual temporada navideña, en el tramo comprendido entre la Magdalena Tlaltelulco y San Luis Teolocholco en Tlaxcala, exóticas figuras de mujeres teiboleras de cartón, las que están siendo vendidas hasta en 680 pesos.

La voluptuosa y estilizada figura de una rubia, ataviada con lencería roja, botas de tacón plateado y billetes depositados en el regazo y a la altura de la parte baja de la escasa vestimenta, la que se sostiene de un tubo está llamando la atención de los viajeros que recorren la vialidad que conecta a la ciudad sarapera con la Angelópolis.

Situación extraña, que es provocada por la pieza artesanal que posiblemente es influenciada por el entorno social, no ayuda en nada a que la entidad se deshaga del estigma conocido a nivel nacional y hasta internacional, por la trata de personas con fines de explotación sexual, lo que ha generado temas y situaciones que han sido tocados en el Senado de la República.

Ahora solo queda la duda flotando en el aire, con respecto a que premios contendrá la singular piñata -¿serán dulcecitos azules o preservativos de colores?-, ya que dicen los mercaderes son destinadas a las despedidas de solteros que también por estas fechas acostumbran formalizar su relación.

Dejar una respuesta