Presencia de indocumentados en lomos de “La Bestia”, por razón humanitaria: STFRM

Presencia de indocumentados en lomos de “La Bestia”, por razón humanitaria: STFRM

34
Compartir

Pedro Morales

La creciente presencia de guatemaltecos, hondureños, salvadoreños y haitianos a bordo del tren conocido como “La Bestia”, obedece a razones humanitarias alejadas de la corrupción, ya que la tripulación de los trenes nada puede hacer para evitar ser abordados.

Al explicar lo anterior, el dirigente de la Sección 3 del Sindicato Nacional de Trabajadores Ferrocarrileros de la República Mexicana (STFRM), Pedro Stevenson González dijo que la función de evitar que los ilegales centroamericanos aborden los carros del ferrocarriles responsabilidad del Instituto Nacional de Migración.

En cuanto hace a los presuntos actos de corrupción, indicó que por principio de cuentas en los cruces ferroviarios de Tlaxcala, en especia en el de Apizaco, los únicos conflictivos son los propios elementos del INM.

“A mí nada me van a contar, soy maquinista y si a nosotros nos duele como mexicanos como tratan a los mexicanos del otro lado, es algo igual con la gente que viene del sureste, en Chiapas los policías violan a las mujeres”, sostuvo.

¿Sin embargo la presencia es creciente y se nota tolerancia de la tripulación?

PSG.- Es cuestión de enfoques, yo por ejemplo traía 500 indocumentados en un tren, y todos tenían miedo de llegar a Apizaco, primero por las barreras asesinas que han sido colocadas a las orillas de la vía.

Esto lo ha constatado incluso el dirigente nacional del STFRM, Víctor F. Flores Morales hicimos un recorrido por esta zona y estamos en contra de esa aberración, el sindicato va a pedir que quiten esos postes, porque también atentan contra de la integridad de los ferrocarrileros.

¿Pero que hay con el asunto del presunto moche de los ilegales para con la tripulación?

PSG.- Eso es falso, porque la verdad es que se les tolera por cuestiones humanitarias, por ejemplo, recientemente una mujer viajaba con su  menor hijo, de meses arriba de un tanque y la temperatura bajó notoriamente.

La pobre centroamericana no podía dar más calor que con su cuerpo a su hijo, la tripulación se dio cuenta y paramos el tren, por humanidad la invitamos a que subiera al cabús.

No es que no quiera uno que no se vayan o no traerlos, pero luego los del INM hasta incriminan a los ferrocarrileros y los acusan de “polleros”, es el caso de un compañero que fue a dar a la cárcel.

Estuvo tres meses en la cárcel, acusado injustamente y el sindicato tuvo que pagar la fianza para que alcanzara su libertad, no se niega que exista personal que llegue a cobrarles por dejarlos subir al tren, pero no es el caso de los ferrocarrileros de Apizaco.

Hay reuniones cada semana, se les dice que cumplan con su trabajo, que no se metan en problemas, que ayuden hasta donde se pueda a los hermanos centroamericanos y que vigilen que no roben el tren.

Estamos en espera que lleguen los soldados para resguardar el tren, se ha confirmado que serán 17 elementos los que van a cuidar los trenes en todas sus corridas y esta medida presidencial va a beneficiar a los ferrocarrileros en su seguridad.

Dejar una respuesta